Anuncia Caballero que creará el Instituto de Cultura de Mérida

  • Beatriz Solís propone la creación de una Red Artística de Adultos Mayores para la Enseñanza y Ejecución de las Artes en Mérida
Mérida, Yucatán.- Durante una reunión con artistas y promotores culturales, Víctor Caballero propuso la creación del Instituto de Cultura de Mérida, generar el Corredor Cultural Centenario y crear el Distrito Cultural y Artístico de Mérida.

Dijo que el objetivo del Corredor Cultural es recuperar la zona cultural y regresarle la seguridad a los espacios públicos del centro. Mediante el Distrito Cultural se busca revitalizar los espacios públicos del Centro Histórico.
Estoy consolidando todas las propuestas que me han hecho llegar para mejorar nuestra ciudad. Una muy importante, es darle impulso a la cultura porque Mérida es una ciudad muy importante para la tradición de todo México. Por eso propuse crear el Instituto de Cultura de Mérida, aseveró.
A su vez Beatriz Solís Sánchez propone la creación de una Red Artística de Adultos Mayores para la Enseñanza y Ejecución de las Artes en Mérida.

La propuesta íntegra:
Los adultos mayores son, como define Heriberto Yépez, ensayista tijuanense, libros humanos, cúmulos de información de primera mano acerca de la vida, la historia, usos y costumbres y en general, todos los elementos que en su conjunto conforman lo que llamamos cultura.

Es oportuno, al hablar de personas adultas mayores, hacer algunas presiones al respecto de ese término, ya que se suele asociar con otros conceptos como el de la vejez y el envejecimiento y éstos no significan lo mismo. Así, cuando nos referimos al adulto mayor, hablamos de una persona que ha llegado a los 60 años o más de edad biológica y que por tanto se considera en una etapa más adelante de la adultez, es un término exclusivo para referirse a las personas. Mientras que la vejez es una cualidad que puede tener una persona o un objeto y que hace referencia a la existencia o perdurabilidad por un largo periodo de tiempo y a la que se llega a través del proceso conocido como envejecimiento.

Las y los adultos mayores, son personas que tienen como una de sus cualidades, la vejez que además de biológica, puede ser emocional o incluso sicológica. Pero, para haber llegado a obtener esa cualidad, tuvieron que transitar por el proceso de envejecimiento durante el cual, adquirieron una identidad cultural, compuesta, como ya dije antes, por un conjunto de creencias, usos y costumbres, lenguaje y demás elementos culturales.

Resulta obvio entonces, que los adultos mayores de Mérida y sus comisarias, son quienes más saben sobre nuestra identidad como meridanos.

La pregunta que quiero responder en esta participación es ¿Cómo podemos aprovechar, en beneficio de la sociedad yucateca la identidad cultural que poseen?

La respuesta para mí, es la inclusión de las personas adultas mayores en las actividades de la misma sociedad, a través del respeto y comprensión de sus características como adultos mayores de tal forma, que se les considere en ámbitos como la educación formal ( ya que en la informal, en casa, siempre han estado inmersos, no olvidemos que muchas veces son los adultos mayores quienes cuidan a sus nietos mientras los padres trabajan), el económico y por supuesto, la realización de actividades culturales.

Voy a centrarme en la realización de actividades culturales. En la ciudad de Mérida, la oferta de actividades culturales habitualmente se encuentra compuesta por jóvenes o adultos entusiastas que montan obras de danza o teatro o realizan conciertos para el goce de la sociedad, sin embargo, esto no quiere decir que no existan ejecutantes adultos mayores que puedan realizar estos mismos montajes.

Así lo hemos demostrado en el Centro para Jubilados y Pensionados del Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado de Yucatán, en el cual, contamos con grupos artísticos de adultos mayores que se han formado o han continuado con su entrenamiento artístico en nuestras instalaciones y que hoy por hoy, son reconocidos en el municipio por la calidad de su ejecución en los escenarios. Por ejemplo, nuestro grupo de bailarinas de baile regional o de salón, el de abanicos o el grupo de guitarra. ¿Saben cuál es el secreto de su ejecución tan precisa? Su experiencia, sus ganas de vivir y de ser visibles. ¿Y cuál es su aportación al presentarse en festivales y actividades culturales? 

La seguridad de que lo que estamos viendo, es una manifestación de nuestra identidad cultural fidedigna y que además, contribuye a que el adulto mayor mejore su salud integral y por lo tanto, le cueste menos al estado y no sólo eso, se inserte en la sociedad como parte del engranaje de núcleos sociales seguros.

Tengo otro ejemplo, del aprovechamiento de la identidad cultural que nuestros adultos mayores poseen. Llevamos dos años participando en la FILEY como centro para jubilados. En el año 2017, don Rubén Dario, participó en una actividad llamada “libros humanos” organizada por una asociación civil que invitó a otros adultos mayores como él, a contarle al público asistente, acerca de sus experiencias de vida y de cómo resolvieron sus adversidades u obtuvieron sus logros.

En este año tambien participamos en la FILEY con la presentación de un libro resultado del talleer de autobiografía, en donde los usuarios narraban su infancia, alegrías, dolores y la manera de cómo superaron los obstaáculos.

El público estaba fascinado al escuchar e imaginarse nombres de calles, edificios que ya no existen, tradiciones, juegos, etc.  y sí, como pueden imaginarse, más los extranjeros que estuvieron presentes y visitaron la Feria del Libro, en el ámbito del turismo cultural, resulta obvia la contribución de los adultos mayores y por supuesto, donde hay activación turística, hay movimiento económico.

Mi propuesta es incluir a los adultos mayores en las actividades culturales, con la creación de una red que enseñe y ejecute actividades artísticas, para contribuir con esto, no sólo a preservar la salud integral de los mismos, sino a activar en muchos aspectos a Mérida en general. De igual manera abrir en los espacios culturales actividades de “Abuelos y nietos” para fortalecer los lazos afectivos y nuestras raíaces yucatecas. El envejecimiento saludable que produce su inclusión, es un signo de desarrollo social y de fortalecimiento económico tal cual como ocurre en las ciudades de primer mundo. Tenemos que  aprovechar todo el capital cultural que habita en nuestros adultos mayores en beneficio de nuestra sociedad.

Beatriz Eugenia Solís Sánchez
Mérida, Yucatán, 1957.




Secciones: ,

Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.