Política de Trump atenta contra personas centroamericanas principalmente

  • Discriminatoria y dramática la política migratoria
CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer
Por: Silvia Núñez Esquer, corresponsal
Hermosillo, Sonora (Cimacnoticias).- La política de tolerancia cero implementada por el presidente de Estados Unidos Donald Trump va dirigida principalmente a las personas centroamericanas que habían encontrado una rendija abierta con la posibilidad de encontrar asilo si llegaban y eran atrapados por la patrulla fronteriza, consideró la profesora investigadora de El Colegio de Sonora, Gloria Ciria Valdéz Gardea.

En entrevista a propósito de esta medida que ayer fue cancelada por el presidente Trump, la académica opinó que gracias a la presión que hicieron las organizaciones civiles no gubernamentales y de la comunidad internacional fue que se dio marcha atrás a esta dramática situación que separa a las familias.

Para la investigadora, esta medida se sumó al contexto de crisis que se vive en el mundo: desigualdad, el incremento en el flujo de personas refugiadas por ejemplo en Europa, la inseguridad y violencia en los países que obliga a las personas a dejarlos y migrar a contextos más seguros.

“Lo que estamos viviendo a nivel internacional es una política migratoria que discrimina, que refuerza las fronteras donde muchas personas a escala mundial están siendo afectadas. Esto es un fenómeno mundial”, aseguró Valdéz Gardea.

En el caso específico de Estados Unidos, lamentó que las personas que provienen de Centroamérica sean las más afectadas porque no hay que olvidar, precisó, que miles se ven obligadas a desplazarse por el crimen organizado que saquea y roba sus recursos naturales, y que las obliga a huir de estos contextos.

Si bien esta situación no es nueva, dijo la académica, pues en la administración del expresidente Barack Obama también se expulsó a aproximadamente 70 mil personas centroamericanas, la mayoría niñas y niños no acompañados, por lo menos eran salvaguardados en centros de detención junto con sus padres, mientras se veía la posibilidad de buscarles asilo.

Ahora con esta medida de Trump, lo que ocurre es que hoy día pasar sin documentos a Estados Unidos es considerado un delito federal perseguido por el departamento de Seguridad Nacional estadounidense, y se criminaliza a la persona migrante. A ello se suma la separación de las familias, y a la infancia se le aleja de sus padres.

La investigadora anunció que la semana siguiente se realizará  el seminario “Los efectos de la política migratoria Tolerancia cero, en familias migrantes” y recordó que en el caso de México tampoco existe una política pública migratoria que salvaguarde los derechos de las personas migrantes en tránsito, en retorno y de las que están en Estados Unidos.

De acuerdo con la académica, del total de la infancia que permanece en los centros de detención estadounidenses, 100 son menores de 4 años. El más chico tiene 7 meses  de edad,  22 son mexicanos y una de ellas es una niña de 10 años con síndrome de Down, informó. 18/SNE/LGL

Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.